Buscar

Cómo amar a Dios



Los hijos de Dios vamos cada día aprendiendo más y más de nuestro Padre celestial. El Señor nos lleva a través de una serie de lecciones y enseñanzas que marcan nuestra vida y la dirigen hacia él y sus propósitos para nosotros.


Una de esas lecciones, que han marcado mi vida y le han dado otro sentido, es esta que estoy a punto de compartir contigo.


Amar a Dios. Palabras muy comunes en nuestro léxico cristiano, pero... ¿sabemos realmente lo que significa amar a Dios? ¿conocemos todo lo que conlleva amarle? o aún más profundo ¿Sabemos cómo a Dios le gusta que le amen?


Hay un texto muy conocido, que seguro ya has escuchado muchas veces "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente" (Mateo 22:37). Dios demanda que se le ame con todo nuestro ser, no solo una parte nuestra, sino con todo lo que somos y todo lo que tenemos. A veces, sólo esa parte ya nos deja pensando mucho, porque en ocasiones reservamos cierta parte de nuestras vidas para nosotros. Tomamos en cuenta a Dios en algunas decisiones, pero no en todas. Practicamos el Cristianismo con muchas personas, pero no con todas. Dedicamos a Dios gran parte de nuestra vida... …pero no toda.


A Dios le agrada que le amemos con todo nuestro ser y eso nos llama a vivir completamente para él. Sí, lo sé, suena muy dramático, extremista o incluso fanático, pero cuando se trata de Dios sólo existen dos caminos: Hacer lo que el manda o no. Cumplir su palabra o no, Hacer su voluntad o no. No existen puntos medios. Ahora bien, con esto no estoy diciendo que renuncies a tu empleo, te vayas de casa y te dediques 100% a predicar su palabra día y noche por las calles. Se trata de ceder a Dios el control total de nuestras vidas. Es lindo cuando Dios te guía, porque él conoce el camino, él sabe lo mejor, él no se equivoca jamás. Confiar tu vida a Dios es ponerla en las mejores manos. Las manos del creador del universo.


Confiar tu vida a Dios es ponerla en las mejores manos, las manos del creador del Universo.

Amar a Dios conlleva una vida de completa santidad y sumisión a sus planes sobre los nuestros, a renunciar a nuestros sueños para cumplir sus propósitos. En esta tierra nunca lograremos la perfección y Dios lo sabe mejor que nosotros, somos humanos y tendemos a fallar, estamos muy propensos a caer y por eso mismo Dios no demanda perfección de nuestra parte. Lo que si Dios demanda de ti y de mi es que demos cada día nuestro mayor esfuerzo por no fallar, por ser fieles, por seguir su voluntad. Y eso nos lleva a la respuesta a la pregunta inicial:


¿Cómo amar a Dios?


1 Entregando todo. Sin reservas, sin medias tintas, entrega total!

2 Cumpliendo su palabra


Si me amáis, dijo Jesús, guardad mis mandamientos (Juan 14:15)

Jesús nos enseña en esta pequeña frase que no podemos ir por el mundo creyendo que amamos a Dios sin cumplir su palabra. El que le ama cumple su palabra y sus mandamientos. A Dios se le ama haciendo su voluntad, entregando cada día todo lo que somos, poniéndonos a su disposición para que sea él quien actúe en nosotros a través de su Santo Espíritu.


¿Quieres amar a Dios verdaderamente? Cede al Espíritu Santo el control de tu vida. Permite que él guíe tu camino, que él enderece tus veredas y afirme tus pasos. Entonces estarás amando a Dios y él mostrará su gloria en ti y a través de ti.


¡Que Dios te bendiga mucho!


Te recomendamos leer:

5 Errores que la mayoría de cristianos cometemos


Si el mensaje ha llegado a tu corazón compártelo con alguien más. Puedes bendecir vidas compartiendo el mensaje de Dios.

Publicaciones destacadas

@SoyCristianoAMH

Ministerio Cristiano inter-denominacional dedicado a servir a la iglesia de Cristo. Aportando a su crecimiento espiritual a través de contenido 

CONTACTOS

Escríbenos

O contáctanos en las redes sociales:

SUSCRÍBETE
  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono Twitter
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Icono de YouTube

© 2023 by SOY CRISTIANO AMH