Buscar

CÓMO ORAR POR LOS ENFERMOS



Una de las cosas que un Hijo de Dios debe aprender es a orar por los enfermos, ya que en nuestro medio, la salud es una de las áreas que más frecuentemente se ve afectada en nuestros hermanos, familia y amigos.


Tanto el ir a visitar a un hermano de la Iglesia al hospital por estar sufriendo de una grave enfermedad, como el orar por un pequeño resfriado en casa deben hacerse de la manera correcta. Debemos aprender a orar bíblicamente (Acorde a lo que Dios nos enseña en La Biblia). De hecho, debemos aprender que esto se aplica en todo, lo que hacemos, lo que decimos, lo que pensamos etc.


No vamos a hacer un estudio exhaustivo del tema porque lo tenemos en otra publicación. Pero sí vamos a ver los puntos importantes:


AGRADECER Y PEDIR PERDÓN

En toda oración es recomendable que estos dos elementos no falten. A pesar de que estemos en una situación que podría catalogarse como "mala", siempre hay cosas por las que agradecer. En lo personal he aprendido que por mala que sea la situación, siempre pudo ser peor, y gracias a Dios no lo fue. Entonces agradezcamos a Dios por su misericordia. Además, un buen hijo de Dios alaba, adora, y es agradecido por todo, no solo cuando le va bien, sino en las buenas y también en las malas.


Por otro lado, el pedir perdón también es un punto clave, mucho más cuando estamos pasando por una situación difícil. Siempre tenemos algo porqué pedir perdón, no somos perfectos y fallamos a cada momento, sino es de hecho es de pensamiento, por eso siempre debemos pedir perdón a Dios.


Si la oración es privada, entre Dios y yo, debo pedir perdón por las veces que recuerdo haberle fallado, Dios lo sabe todo, pero cuando nosotros pedimos perdón por algo específico liberamos una carga de nuestra alma. Pero si la oración es en grupo, por la salud de alguien más, lo mejor es pedir perdón en general. "Señor, te pedimos perdón por todas las veces que te hemos fallado".


RESPETAR LA SOBERANÍA DE DIOS

Es muy importante recordar que una oración no es para "torcer la mano de Dios" no estamos orando para que Dios haga nuestra voluntad en lugar de la suya. Debemos hacer llegar a Dios la petición de forma humilde y respetuosa. Tomemos como ejemplo la petición del leproso en Mateo 8:1-4 Donde el leproso dice a Jesús "Señor, si quieres puedes limpiarme". Entonces, frases como "Si es tu voluntad, te rogamos que le concedas la sanidad" "Por favor, ten misericordia de nuestro hermano" "Tú sabes que nuestro deseo es su sanidad, pero nos rendimos a tu voluntad" son correctas, porque hacen entender lo que queremos, pero siempre respetando que será el quien decida hacer lo mejor.


ACEPTAR SU VOLUNTAD

Este es sin duda, la parte más difícil de poner en práctica, se debe tener madurez espiritual para aceptar lo que Dios nos dice en Romanos 8:28 "Y a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados" Dios sabe perfectamente lo que nosotros deseamos, lo que nosotros queremos, pero cuando lo que queremos no va acorde a sus propósitos, entonces él decide hacer lo que necesitamos. Puede que la persona por la que oramos hace 3 días no halla sanado aún. Esto no significa que Dios no escuchó nuestra oración, o que no tuvimos suficiente fe, esto significa que no es aún la voluntad de Dios que sane. Hay muchísimas razones para que esto pueda suceder, puede que Dios esté tratando directamente con esa persona, o con su familia entera, o Dios demanda algo de el o ellos, es por eso la importancia del último punto.


ORAR POR EL PROPÓSITO

Absolutamente todo lo que sucede bajo el cielo tiene un propósito, a veces las cosas son evidentes, por ejemplo si la persona se ha alejado de Dios, muy probablemente Dios esté usando la enfermedad para atraerlo nuevamente a sus caminos. O podría ser que Dios se quiera glorificar a través de la persona con un Maravilloso Milagro, como ya hemos visto muchas veces. Por otro lado podría ser una consecuencia de su pecado. Hay un sin fin de variables que nosotros no podemos conocer, pero que Dios conoce perfectamente. Por eso debemos orar para que Dios ilumine a la persona y le ayude a entender el propósito de la enfermedad.


Y terminamos con este hermoso texto en Mateo 7:7-11 donde Jesús dice:

Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre. ¿Quién de ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? ¿O si le pide un pescado, le da una serpiente? Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más su Padre que está en el cielo dará cosas buenas a los que le pidan!

Dios es bueno y misericordioso, busquemos su presencia siempre!


#Opina

¿Has experimentado algún milagro de sanidad?

Comparte el mensaje para que llegue a más corazones


Que Dios nos bendiga a todos!


#Devocionales #Oración

Publicaciones destacadas

@SoyCristianoAMH

Ministerio Cristiano inter-denominacional dedicado a servir a la iglesia de Cristo. Aportando a su crecimiento espiritual a través de contenido 

CONTACTOS
SUSCRÍBETE

Escríbenos

O contáctanos en las redes sociales:

  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono Twitter
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Icono de YouTube

© 2023 by SOY CRISTIANO AMH