Buscar

El compromiso de Seguir a Jesús



Pero Jesús le dijo: Nadie que mire atrás, después de poner la mano en el arado, es apto para el reino de Dios. (Lucas 9:62 NVI)

No hay nada más lindo que un creyente que toma la mancera, pone su mirada en el blanco perfecto, que es Jesús, y no vuelve atrás por nada.


Muchas veces, tenemos que soportar criticas de los demás, quizá hasta de nuestros amigos o incluso de la misma familia. ¿Porqué eres tan fanático? ¿te volviste loco? ¿No te basta con creer y ya? son algunas de las críticas que quizá hallas tenido que escuchar.


Por eso, Jesús le pone este ejemplo del arado a aquel que quería servirle, porque quien desee ir tras los pasos de Jesús, debe entender que es un gran compromiso, es como aquel hombre de campo, que pone su mano en arado y pone su mirada en el punto fijo, para que el surco quede derecho. Sin embargo, quien pone la mano en el arado y mira hacia atrás, Jesús dice: no es apto (no sirve) para el reino de Dios.


Cuántos un día dijeron al Señor "me comprometo a servirte" o cuantos hemos cantando aquellas alabanzas como "Al Señor yo le quiero servir" o "te seguiré Señor hasta el final" Pero no lo vivimos realmente. Más de uno alguna vez ha dicho, que los cristianos somos malos para decir mentiras, pero muy buenos para cantarlas.


Muchos un día dijeron, incluso después de una segunda vuelta al evangelio o de un reconcilio: "Ahora sí Señor, me comprometo contigo" más una vez que pusieron la mano en la mancera, miraron hacia atrás y las consecuencias hoy están a la vista. 


Si usted es uno de los que decidió un día seguir a Jesús, debe entender que usted tomó el arado y comenzó a caminar, no prestando atención a los medios destructivos que utilizara satanás, ni importando aquello que le apareciera en el camino, ahora, no debe volver atrás.



Compromiso es lo que necesitamos hoy.


Compromiso, era la palabra que muy bien conocían los hombres del ayer, esos hombres y mujeres que abrieron el surco para el camino que hoy nosotros transitamos. Compromiso, era la virtud y el valor de nuestros antepasados, y para ellos no era necesario firmar un documento, sino que bastaba solo la palabra y el pacto estaba realizado. A pesar que vinieran los tiempos más difíciles, había un compromiso al que sin excusas se debía cumplir, quizás por eso es que hoy vemos a tan pocos matrimonios envejecer y llegar juntos hasta el día de su muerte, quizás por eso es que vemos a tantos matrimonios destruidos, porque se menospreció y no se respetó el empeño de la palabra llamada compromiso, quizás por eso vemos a tantos hermanos desertar de la iglesia y volver al mundo, porque nunca han conocido el peso real de esta palabra de 10 letras, COMPROMISO.


Hoy, vemos una gran cantidad de personas que son muy comprometidos con sus trabajos, sus estudios y otras cosas, pero no así con Dios.

Qué distinto sería, si el mismo empeño con el que los padres inculcan en sus hijos el compromiso en relación a prepararse para la vida en esta tierra, le inculcaran el prepararse para la vida eterna también.

Si los padres no inculcan a sus hijos la importancia del compromiso con Dios nadie lo hará y serán presa fácil del enemigo.


No olvides que por más difícil que sea el camino, el Señor Jesús va de nuestro lado y él no nos dejará ni nos desamparará. ¡Sigue adelante sin mirar atrás!


Bendiciones a todos.

#Opina

¿Porqué crees que se ha perdido el valor del compromiso con Dios?

Comparte este mensaje para que llegue a más corazones.


Publicaciones destacadas

@SoyCristianoAMH

Ministerio Cristiano inter-denominacional dedicado a servir a la iglesia de Cristo. Aportando a su crecimiento espiritual a través de contenido 

CONTACTOS

Escríbenos

O contáctanos en las redes sociales:

SUSCRÍBETE
  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono Twitter
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Icono de YouTube

© 2023 by SOY CRISTIANO AMH