Buscar

El privilegio de ser Hijo de Dios [Video]



Ser Hijo de Dios, es una enorme bendición.

Dios, a través del sacrificio de Jesús, nos ha dado el privilegio de ser llamados SUS HIJOS.

Ser hijo de Dios significa tener a alguien en quien poder confiar.

Ser Hijo de Dios, es poder caminar seguro, porque sabes que Dios cuida tus pasos.

Ser hijo de Dios es estar en el mundo, pero no ser del mundo.

Es genial ser hijo de Dios, pero aparte de las muchas bendiciones que esto trae consigo, también hay responsabilidades que quizá hallamos estado dejando de lado.


Ser hijo de Dios también es ayudar a los que lo necesitan, dar pan al hambriento y agua al sediento.

Ser hijo de Dios es amar a tu prójimo como a ti mismo, aunque ellos no te amen a ti.

Ser hijo de Dios es Perdonar a los que nos ofenden, así como Dios nos ha perdonado a nosotros.

Ser hijo de Dios es marcar una diferencia positiva donde quiera que estemos, y así, glorificar el nombre de nuestro Dios.


Alégrate por la bendición de tener un Padre celestial, pero no olvides que somos embajadores de Dios en la tierra. Dios nos ha puesto en el mundo, para brillar con su amor. Como luz en medio de las tinieblas.

Sé un hijo de Dios con toda la magnitud de la palabra, para que cuando le veamos podamos decir "Señor, no fui perfecto, pero traté de honrarte hasta el último momento" esa debe ser nuestra meta.


Disfrutemos al máximo el privilegio de ser sus hijos y tomemos el papel que nos corresponde.


¡Que Dios nos bendiga a todos!


70 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Publicaciones destacadas