Buscar

GUERREROS DE DIOS CON ESPADAS DE PAPEL




Normalmente, cuando pensamos en un guerrero, se nos vienen a la mente atributos como: fuerte, valiente, esforzado, tenaz, de espíritu inquebrantable etc. Porque para ir a la guerra es necesario tener la mayoría de estas cualidades.

Un guerrero debe ser capaz, tanto de atacar con ímpetu, como también de defender con tenacidad y soportar ataques sin ceder un solo paso.


Sin duda, ser un guerrero no es fácil, y ser un guerrero de la fe tampoco lo es. Pero, nadie dijo que sería fácil. Dios desde el tiempo antiguo, cuando las guerras eran el pan de cada día, nos llama a ser valientes y esforzados como lo dijo a Josué (Josué 1:09) y en el nuevo testamento, el apóstol Pablo nos revela la armadura que debemos portar en nuestra vida diaria.


Pero, dejemos de verlo como una fantasía o como una parábola, y empecemos a verlo con la seriedad que merece.

Si bien, ya no es un tiempo de guerras físicas, o al menos no para nosotros, si es un tiempo de guerras espirituales. Grandes batallas se libran día a día a nuestro al rededor por las almas. Pablo, nos muestra la importancia de entender que tenemos una lucha espiritual que pelear.


En efesios 6 del verso 10 al 18, Dios, a través del apóstol Pablo, nos indica uno a uno los elementos de la armadura de Dios. Pero, dejemos de verlo como una fantasía o como una parábola, y empecemos a verlo con la seriedad que merece.

Ya todos sabemos que las pruebas y dificultades son parte de la vida del cristiano. Pero las pruebas no serian tan difíciles de soportar si estuviéramos revestidos con la armadura de Dios.


Mantenerse firme en Dios es un mandato

El problema es, cuando no traemos puesta la armadura y en lugar de la poderosa espada del espíritu, parece que lleváramos en la mano una espada de papel.


El escudo de la fe, el yelmo (casco) de la salvación, la espada del espíritu que es la palabra, el cinturón de la verdad, y la coraza de justicia. ¿Que tan fuertes o débiles están esas áreas en nuestra vida?


Habiendo ya Dios avisado de la guerra, depende de nosotros el fortalecer cada una de estas áreas, para poder pelear con honor y vencer en cada una de las batallas que se nos presenten.


Mantenerse firme en Dios es un mandato, y nos ha provisto de la armadura para lograrlo. Así que, antes de volver a caer ante el enemigo, tomemos acción y cambiemos nuestra espada de papel por la poderosa espada del espíritu, vistámonos de toda la armadura de Dios, y sigamos firmes y valientes para la Gloria de Dios hasta el día de su regreso.


#Opina

¿Merece Dios que nos esforcemos tanto por mantenernos firmes?


Si este mensaje llegó a tu corazón, no te quedes con el ¡Compártelo! Dios espera que seamos valientes y esforzados como buenos guerreros de la fe.


Que Dios nos bendiga a todos.





30 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

¿A quién estás reflejando?

Reverberar, es un sinónimo de reflejar, como la luz reflejándose en la superficie de un cuerpo brillante, en especial cuando se descomponen reflejos brillantes. Amigo, la luz de Cristo reverbera sobre

Publicaciones destacadas

@SoyCristianoAMH

Ministerio Cristiano inter-denominacional dedicado a servir a la iglesia de Cristo. Aportando a su crecimiento espiritual a través de contenido 

CONTACTOS

Escríbenos

O contáctanos en las redes sociales:

SUSCRÍBETE
  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono Twitter
  • Grey Instagram Icon
  • Gris Icono de YouTube

© 2023 by SOY CRISTIANO AMH